domingo, 26 de julio de 2009

La ingobernabilidad democrática como instrumento de lucha

Lineamientos generales preliminares para los Gobiernos Municipales de Oposición.
Víctor E Sánchez
victorernestosanchez@ymail.com

SANTIAGO DE CUBA – julio 20, 2009 (www.aplopess.com) En la última entrega de esta serie sobre la Ingobernabilidad Democrática, quiero hacer pública mi satisfacción por la acogida que ha recibido, y sobre todo que se ha comenzado a aplicar, principalmente la implementación de los Gobiernos Municipales de Oposición, por eso hoy quiero marcar algunas pautas necesarias.

Los Gobiernos Municipales de Oposición como su nombre lo indica, son una estructura política fuera del control político y administrativo oficial, por tanto sus actividades no pueden ser las mismas de los Gobiernos Municipales en ejercicio, sería un error tratar de suplantarlos o realizar actividades que alivien sus responsabilidades. Los Gobiernos Municipales de Oposición no pueden prestar servicios, distribuir bienes y productos o realizar obras sociales, etc. que los aparten de su verdadera función, la demanda social.

El objetivo de los Gobiernos Municipales de Oposición es ganar representación ante la población a partir de las demandas sociales, desde lo individual hasta lo colectivo. Las demandas sociales son los pilares de los fundamentos políticos, no se puede ver una cosa separada de la otra. La representación política se adquiere liderando las aspiraciones sociales de la población.

Los Municipales de Oposición tienen que lograr una estructura desde la base, con delegados a nivel de circunscripción, que serán los que recogerán las inquietudes o quejas de los individuos, principalmente aquellas que el gobierno ha rechazado o dejado en un limbo de solución.

Las personas afectadas o víctimas de la negligencia estatal deben conocer que su caso está siendo atendido por los comisionados de oposición en cuestión o sus delgados, porque es quienes deben rendírseles cuentas de las gestiones realizadas, para lograr el reconocimiento de la población y que ésta pueda identificar, quienes son sus verdaderos líderes sociales.

Los delegados a nivel de base o circunscripciones tienen que estar al tanto de las situaciones individuales de los ciudadanos y presentarlas al Delegado del Poder Popular, a la vez que la pasa al Comisionado correspondiente. La sumatoria de todas esas irregularidades será objeto de un informe bien redactado y minuciosamente corregido, firmado por el Comisionado a quien corresponda y el presidente del Gobierno Municipal de Oposición, quienes lo presentarán al Poder Popular Municipal y sus respectivas Direcciones, según corresponda: Vivienda, Salud, Transporte, etc. Los casos de competencia jurídica, los Comisionados de Derechos Humanos también presentarán las reclamaciones ante la Fiscalía Municipal, Provincial o Militar según corresponda.

La estrategia ante la actitud de indiferencia o de oídos sordos, que las autoridades puedan asumir a los reclamos presentados por los comisionados, será la divulgación masiva de las deficiencias recogidas en los informes, que aunque todo el mundo la conoce, al ser representadas y acreditas a una nueva autoridad interna de oposición, les roba el espacio político y representativo a las autoridades gubernamentales.

Los reclamos masivos, no necesariamente tienen que ser manifestaciones populares, tal vez puedan aparecer espontáneamente en etapas subsiguientes, cuando las masas adquieran una mayor responsabilidad en la toma de decisiones. Sin embargo, la ingobernabilidad democrática, contempla el método de la protesta masiva interna, que hace más efecto, más civilizada, participan entes pensantes y pone en menos riesgos a la población, que casi siempre queda como víctima del exceso y abuso de la fuerza.

El ejercicio del poder, la vinculación con las masas, el conocimiento de la realidad de cada sector y un liderazgo bien ganado hace de los gobiernos de oposición una cantera para un futuro gobierno democrático en Cuba. Por esta razón es contraproducente que la Comisión Municipal de Oposición esté compuesta por personas que estén en trámites de salida del país, o que esa sea su prioridad. Eso los descalifica moralmente ante la población, porque no hay convocatoria posible ni una convicción política que venza el miedo, con una visa de refugiado en la mente o en el bolsillo. Aquí coincido con el compatriota Gerardo Páez Díaz de Artemisa, deben revisarse los acuerdos migratorios y corregir todo aquellos que menoscabe la lucha, no necesitamos un ejército de exiliados, sino todo un pueblo reclamando justicia y libertad.

La iniciativa de la Ingobernabilidad Democrática contempla una redefinición de la oposición interna, que va desde el comportamiento ante las fuerzas represivas hasta una imagen de liderazgo y representatividad, que incluye desde el uso de modales correctos, porte y aspecto y postura de una oposición profesional. Nuestros líderes deben despuntar como futuros cuadros de un gobierno democrático, pero deben comenzar desde ya. Tenemos que crear las personas con condiciones de ser elegibles y los mecanismos de elegir, hoy la oposición no está en capacidad de elegir un liderazgo nacional que sustituya el gobierno en el poder.

Las actuales circunstancias imponen algunas improvisaciones, pero los Gobiernos Municipales tienen que lograr la renovación constante, premiando la evolución y desarrollo de los delgados y comisionados, por su servicio a la población. Solo sí obtendremos los mejores cuadros, nuestros futuros servidores públicos.

La ingobernabilidad democrática es una responsabilidad de todos, y debe ser una actitud permanente y una obligación de los que han llegado por conciencia a formar parte de la oposición. Tiene que ser una actitud ejemplarizante ante la población que pretendemos representar. Los promotores de la iniciativa a cualquier nivel deben concertar una reunión con todos los líderes de la oposición y de la sociedad civil de su radio de acción - en este caso el municipio - para pedir su cooperación, faciliten la logística y brinden el apoyo de sus activistas y militantes para formar la gran de red de los gobiernos municipales de oposición.

La logística de acción indica que las reuniones masivas casi siempre son frustradas, nuestra metodología de la ingobernabilidad democrática indica que las coordinaciones se harán de la forma más práctica, a nivel celular si es necesario, de esa misma forma se pueden dar los seminarios, en capacitación directa, como realizan sus labores los Testigos de Jehová.

Si aspiramos a líderes capacitados para ocupar cargos de gobierno a cualquier instancia tenemos que formarlos con conocimiento de causa. Los diferentes comisionados deben hacer un inventario físico y situacional de toda la infraestructura de su municipio, y cuando las circunstancias lo permitan trazar proyecciones de las necesidades básicas de su sector para posibles proyectos, a partir de las demandas sociales. Hay que lograr en el menor tiempo posible la capacidad de formar gobierno, hoy no la tenemos.

Las tareas de un Municipio de Oposición son tan amplias que se necesita de la participación de toda la fuerza opositora de la localidad, por tanto es necesaria la identificación pública de todos los opositores e integrantes de la incipiente sociedad civil de cada municipio. Es muy importante que la población conozca quienes son los luchadores sociales, se pueda valorar la capacidad y crecimiento de la oposición y desde el exterior, se pueda conseguir el contacto directo con sus conciudadanos municipales.

La efervescencia política, de un municipio de oposición determinado, se podrá medir por la capacidad de la nueva prensa independiente, que jugará un papel muy importante, cubrir las demandas sociales de los comisionados y documentar las irregularidades que son motivo de quejas de la población. El rebote de esa información será la mejor arma que tendrán los delegados y comisionados para emplazar a las autoridades gubernamentales. Todos los municipios de oposición, por esa razón deben tener un blog que refleje sus actividades y todo su trabajo que sea de interés público, tanto nacional como internacional.

Los municipios de oposición funcionan de forma autónoma, no hay una Dirección Nacional de Municipios de Oposición, ni representantes en el exterior, cada municipio realizará sus propios contactos y establecerá su propio reglamento de funcionamiento interno. La directiva de cada municipio podrá determinar el contenido de trabajo de sus comisionados, siempre que mantenga lo conceptuado en los lineamientos y objetivos para lo que fueron creados.

Cada delegado sube a los comisionados un informe de los medios básicos, inmuebles, centros de servicios, de salud, educacionales e industrias en su área de atención. Los delegados además de la información que reciben directamente de la población, deben tener a activistas que lo apoyen en su trabajo de búsqueda, documentación y verificación de las informaciones.

Uno de los propósitos más importantes de la Ingobernabilidad Democratícela es la masificación y diversificación de la lucha en busca de la represión saturada. No podemos tener hombres montañas, hombres orquestas, que sean objetivos ejemplarizantes del régimen y potenciales candidatos a la manipulación. La lucha tiene que estar presente en los campos y las ciudades. Los lugares de silencio tienen que adquirir su propia voz, por eso me sumo a la estrategia de que cada municipio tenga su propio blog, para darse a conocer y ser conocido. Si tenemos 169 municipios, potencialmente tenemos 1690 luchadores sociales diseminados en cada punto del país. Eso es imposible de controlar y la ingobernabilidad se hará presente. Y lo fundamental, no existe el marco legal para reprimir a quien demanda lo que por moral se le debe dar. La causa inventada aquí no tiene cabida, no hay cárcel para tanta gente. ¡Pa’la calle!

Sin embargo, la estrategia del régimen no cambia: las amenazas, que algunas veces se cumplen u otras veces las asumimos como reales y por tanto nos comportamos consecuentemente con ellas, nos auto reprimimos. Esas intimidaciones, que provienen de ejecuciones reales como precedente, nos hacen mucho daño. Por eso, con la ingobernabilidad democrática debemos superar esos temores. Las citaciones, los interrogatorios, las detenciones y la prisión misma deben convertirse en una herramienta de la Ingobernabilidad Democrática.

En las citaciones deben tomarse todas las medidas, desde el apoyo a la familia del citado hasta su acompañamiento a la cita. Las citas tienen que cumplir con el horario señalado, de lo contrario abandonar el lugar de inmediato, hay que hacerse ingobernable. Los interrogatorios deben convertirse en un acto de demanda políticas y sociales, arrebatarle el protagonismo al interrogador y hacerlo responsable por la situación del país. Obviar sus amenazas y preguntas, nada de eso cambiará el final destino del interrogado. Las detenciones, pasan por una preparación psicológica: desde la entrada por un túnel a oscuras hasta la espera de un Instructor que nunca llega en un curto cerrado con una climatización excesiva, debe hacerse el intento por apagar el equipo de aire acondicionado o abandonar el recinto. De inmediato surge la solución.

Las prisiones son una buena tribuna para la Ingobernabilidad Democrática, pero hay que eliminar el mito del auto aislamiento, debe utilizarse cada acto dentro de los destacamentos para alzar la voz en defensa de todos los presos, principalmente por los presos sociales o los abusos que se cometen contra los presos comunes, aquí también hay que hacerse ingobernable. La prisión tiene que asumirse como una misión, no como un castigo, así la asimilan mejor los presos comunes. Incluso aquellas personas que son llevadas a misiones internacionalistas, dejándolo todo atrás, asumiendo riesgos y sacrificios, sin la razón moral de una causa que les asiste.

La Ingobernabilidad Democrática no es ocultar lo que hacemos, sino desobedecer lo que se nos impone. La importancia de esta iniciativa es que aunque el enemigo conozca la estrategia, no tiene la capacidad de neutralizarla, porque parte de su propia naturaleza.

La Ingobernabilidad Democrática tiene la fuerza de la lluvia, que aunque la veamos venir, no se puede evitar. Entonces, como dijera nuestro Apóstol José Martí: “Es la hora de los hornos, y no ha de verse más que la luz”

3 comentarios:

Armienne dijo...

Adelante, cubanos libres.

Claudio dijo...

CARTA AL OPRIMIDO PUEBLO CUBANO


Camagüey, 7 de septiembre, 2009-09-07

Por la presente, me dirijo al pueblo cubano, para darles información que muchos desconocen y otros temen conocer.

medianamente surtidos de mercancias.

Hermanos, no somos libres. En nuestro país el derecho a la libertad de expresión y de asociación es un delito y se sanciona por la llamada ley 880, o ley mordaza.

el sólo hecho de denunciar las injusticias y los atropellos que el Gobierno cubano comete, fueron sancionados a altas penas de cárcel.

El Gobierno de los hermanos Castro desde el año 1988 no deja entrar a Cuba a ninguna organización internacional en materia de Derechos Humanos.

¿Cúantas madres tienen a sus hijos guardando injusta prisión y se encuentran sufriendo por eso? ¿Cúantos hijos menores de edad se encuentran criándose solos con sus madres, sin recibir ayuda por parte del gobierno cubano? ¿Cúantos jóvenes se pierden en las prisiones por culpa del Gobierno, por no darles una carrera u oportunidad de trabajo y se convierten en delincuentes y son recondenados dentro de las mismas prisiones?

¿Por qué, hermanos, no podemos tener elecciones libres y democráticas donde cada uno pueda elegir al gobernante que deseamos que dirija al país?


Raúl Castro Ruz, Comandante en Jefe, General de Cuerpo de Ejército, Presidente de los Consejos de Estado y Ministros; Segundo Secretario del Partido Comunista de Cuba.

Fidel Castro Ruz, 1er Secretario del Partido Comunista de Cuba, único partido existente en la República de Cuba, que es el organismo rector de toda la vida nacional.

El gobierno de Cuba, por años ha estado violando los pactos internacionales sobre Derechos Civiles y Políticos, que fueron adoptados y ratificados por la Asamblea General en la Resolución 2200 A (XXI) del 16 de diciembre de 1966 y que entró en vigor el 23 de marzo de 1976, en conformidad con el Artículo 49.

El Gobierno cubano viola sistemáticamente los artículos 3,6, 7, 8, 9, 10, 12, 14, 15, 16, 17,19, 21, 22, 25 y 26. En nuestro país se viola, por su gobierno, diariamente la Declaración Universal de los Derechos Humanos, adoptada por las Naciones Unidas el 1 de diciembre de 1948, siendo Cuba una de las firmantes, y no obstante eso, el actual gobierno de 50 años de duración la viola y no lo da a conocer a nuestro pueblo a pesar de que se le ha pedido que lo haga reiteradamente.

El Gobierno cubano sanciona como delito lo que ellos llaman índice de peligrosidad, así como considera ilegal el sacrificio de ganado mayor, aunque quien lo haga sea el dueño legal del ganado, ya que en cualquier otro lugar del mundo es un derecho que tiene los propietarios, y si usted se quiere comer algún ganado simplemente lo compra y se lo come, cosa que aquí en Cuba está penado gravemente.

Es hora, queridos hermanos, de que conozcamos nuestros derechos, de los que estamos siendo privados constantemente. Es hora de unirnos y apoyar a la Oposicón Interna para luchar por una Cuba libre y democrática.

Es hora de demostrar que somos un pueblo que hemos estado sufriendo estos 50 años bajo un gobierno comunista militarizado. ¡Adelante hermanos! La victoria es segura y nuestra. Todos unidos por la libertad, la paz, la democracia, la unidad y la demolición definitiva del comunismo en nuestra patria.
ver el documento completo www.nuevoaccion.com
Firmado: José Agramonte Leyva- Presidente del Gobierno de Oposición, Municipio de Camagüey.

ONG Nueva Esperanza dijo...

Todo el que quiera ver el verdaderp Blog del Municipio de Oposición de Camagüey puede visitarlo pinchando en el siguiente link:
http://gob-camaguey.blogspot.com/

Locations of visitors to this page